Sacando piedras del maletín para seguir adelante

Crecimiento Personal

Sacando piedras del maletín para seguir adelante

FacebooktwitterlinkedinmailFacebooktwitterlinkedinmail

¡Hola!

Hemos escuchado muchas veces que la vida es corta y debemos disfrutarla y exprimirle la mayor felicidad. Personalmente creo que se logra cuando disfrutamos lo que hacemos. Cuando les entregamos a los demás el activo más preciado: nuestro tiempo. Pero sin duda cada uno tiene su propia definición y decide cómo ejercer su felicidad. ????

Andamos cargando piedras en el maletín. No es un secreto que muchos mantenemos una tendencia a mirar al pasado y perdemos de vista el presente. Tendemos a alimentar nuestros pensamientos con eventos dolorosos que nos han afectado a lo largo de nuestras vidas y que nos influencian de manera negativa en el presente.

Llevar ese peso extra desgasta y nos hace menos «atractivos» ante los demás. Se convierte en una adicción como el alcohol y las drogas, que no podemos abandonar por razones de dependencia psicológica. Este hábito nos controla, nos guía hacia una actitud negativa y limita nuestro potencial.

El problema más grande es que duele mucho. Aunque ya no sentimos el mismo dolor de cuando sucedió, sentimos el dolor que produce la repetición sostenida de ese pensamiento en nuestra mente. Mantenemos vivas esas ideas para estar rebobinando y dándole «play» constantemente.

¿Por qué no vaciamos el maletín?

La psicología explica que hay varias razones para mantenerse atado al pasado. La mayoría del tiempo sucede de manera inconsciente, porque:

  1. Es nuestra excusa para justificarnos ante el fracaso. Hacemos ver que todo es resultado de las cosas malas que nos pasaron.
  2. El dolor y el resentimiento del pasado nos llevan a buscar -sin darnos cuenta- esos mismos resultados en en el presente. Nos aferramos a lo que ocurrió, no a lo que puede ocurrir a futuro.
  3. Nos mantenemos en piloto automático y no somos conscientes de hacia dónde vamos. Desconocemos la inercia de nuestra mente. Si apagamos el piloto automático, nos encontraremos con otros caminos y con nuevas soluciones.

¿Cómo viviríamos si dejamos atrás esas piedras? ¿Si nos enfocamos en lo que es realmente importante y valioso? Siempre habrá problemas y eventos dolorosos. Muchos son de verdad clavos que se nos hunden hasta el corazón. Lo que debemos aprender es a dejar lo que sucedió donde pertenece: en el pasado… y avanzar.

Es inútil volver sobre lo que ha sido y ya no es - F Chopin. Click To Tweet

Dejar las piedras que nos han acompañado por mucho tiempo puede parecernos terrorífico. Han estado tanto tiempo con nosotros que ya las incorporamos a nuestro ser. Nos da pánico tirarlas porque ya les hemos dado poder sobre nosotros mismos, nuestras relaciones y nuestra calidad de vida.

Aproximadamente el 20% de la energía del cuerpo se gasta en nuestro cerebro, en las interconexiones eléctricas que nos permiten pensar y actuar. Es un desperdicio usar esa energía en asuntos sin importancia.

Soltar es la clave para avanzar hacia el presente

Debemos reconocer que tenemos sobrepeso. Luego del ejercicio de autoconciencia sabremos qué dejar atrás. El perdón es clave:

  1. No olvidar el pasado. No hay que extraerlo de la mente ya que es algo vivido. Intentar olvidar puede ser más dañino que beneficioso.
  2. No juzgar el pasado como malo. Para dejarlo atrás habrá que sostenerlo, apreciarlo, recordarlo y no juzgarlo.
  3. Perdonarnos a nosotros mismos y a los implicados en los malos recuerdos. Debemos hacer el duro trabajo de perdonar. El ejercicio se basa en dejar atrás el odio hacia lo ocurrido. Dejar de cargar con la responsabilidad de lo experimentado. O, por el contrario, dejar de cargar a los demás con dicho recuerdo. Si lo que queremos es ser felices, la culpa es un lastre sin utilidad.
  4. Seguir adelante. Trabajar nuestro crecimiento, mejorar las relaciones con nuestros seres queridos y vivir el presente.
  5. Disfrutar lo bueno que nos entrega la vida. Dejar de ir de cero a 100 en seis segundos.

Despidámonos del trauma pasado y avancemos. No le demos más poder del que merece y desarrollemos todo nuestro potencial.

Saludo afectuoso,

Rodolfo

[do_widget id=email-subscribers-6]

Comentarios (6)

  • Me gustó todo lo que leí aquí. Nuestros pensamientos definen nuestras decisiones y acciones, las cuales al final producen un resultado físico. Pensar cosas negativas, o vivir con rencor, es como amueblar nuestra casa de muebles sucios y feos. En cambio si seleccionamos pensamientos positivos y vemos al futuro con optimismo y alegría, nuestro futuro será completamente distinto. Gracias por el artículo don Rodolfo.

  • Estimado Cruz. He estado leyendo tus post…todo son temas muy interesantes y bien elaborados… pero soy tu amiga y debo decirte que extraño tu personalidad desenfadada y a veces hasta irreverente…que JODIDO…. porque esto es lo que te hace especial… cuando puedes dercirnos algo que nos da una bofetada que nos pone la cara roja… de la cólera…. la mente alerta ante el impacto y el corazón abierto… así fue que aprendí de usted JEFE
    Escritores que cuida su semántica hay muchos… pero yo quiero leer al HP… que a veces me escribía… “PERO POR DIOS PATRICIA…” me decías lo que tenía que oír y el correo terminaba con un “ La quiero en P”.

    Yo lo quiero en Puta! De verdad Verdad!

Agregar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× 2 = 18


¿Quiere que le avisemos cuando publico una nueva entrada? Solo debe llenar el formulario adjunto con su nombre y correo electrónico. Le llegará un mail para confirmar su solicitud. Siga las instrucciones y ¡listo! Muchas gracias y un fuerte abrazo.

  • This field is for validation purposes and should be left unchanged.

© Rodolfo Cruz Naranjo 2019