Siempre hay un momento en que el líder no sabe

Liderazgo

Siempre hay un momento en que el líder no sabe

FacebooktwitterlinkedinmailFacebooktwitterlinkedinmail

¡Hola de nuevo!

Para los que no me conocen, les cuento que soy un apasionado de la lectura. Por más de 30 años he leído mucho sobre liderazgo. Todo empezó cuando compré, allá por 1988, la obra «Leaders: The Strategies for Taking Charge» de Bennis & Nanus. Aún hoy, luego de tantos libros disfrutados, sigo inquieto con algunos asuntos.

Por ejemplo, es impresionante la cantidad de tinta gastada enumerando y describiendo las características de los líderes. Uno de mis autores preferidos (Tom Peters) nos presenta cincuenta, uno no tan preferido, pero igualmente un referente, cuenta veintiuno (John Maxwell) y mi mentor indica muchas menos.

En lo personal, si tuviera que escoger una sola que lo distinga, me quedaría con que un líder es ante todo una buena persona, íntegra y equilibrada en los ámbitos realmente importantes en la vida.

Pero, para ser más específico, hoy quisiera que conversemos sobre la humildad del líder. Esa característica que le permite decir, con tranquilidad y naturalidad: «No lo sé. Y como no lo sé, reconozco que no soy el mejor».

Es falso que el líder lo sabe todo

Nos han vendido esa idea de líder omnipotente que tiene la solución para todo.

La verdad es que cuando un líder nos contrata, no lo hace para que sigamos órdenes, sino para que contribuyamos al propósito organizacional. Si en algún momento no sabemos, tendremos que imaginar algo, deberemos hacer algo y, por supuesto, obligarnos a no regresar con las manos vacías. Esa es la forma en que se crece y que permite que todos en la organización lo hagamos, incluyendo al líder.

No importa no saber

Tom Peters dice que los líderes usan el modelo de mando y control cuando están asustados, muy asustados de que sus seguidores se den cuenta que no saben algo.

Continúa proponiéndonos que en lugar de sentir pena o temor, nos enfoquemos en transformar el «no lo sé» en algo positivo. No demostremos debilidad, sino liderazgo para inspirar a nuestro equipo a encontrar la solución en conjunto. ¿Acaso el líder lo que ofrece es ser un sabelotodo? Por el contrario su trabajo es «entregar un pellizco de sabiduría y de espíritu, ese que libera la pasión y el talento de los demás».

Los líderes no tienen por qué ser los mejores en todo. Un director de orquesta es un buen músico, pero dudo que sea un intérprete de primera fila. Los mejores profes de la U no son necesariamente los mejores decanos.

Esto es así porque los factores que nos facultan para ser buenos inspirando a quienes nos rodean, son muy diferentes con respecto a los elementos que poseen quienes alcanzan la maestría individual en lo que hacen. De esto último conversaremos en otra oportunidad.

En síntesis, no nos preocupemos si llegado el momento no sabemos algo. ¡Ocupémonos de buscar la respuesta y echemos pa’ lante!

¿Para usted cuál es la cualidad más importante que un líder debe poseer?

Abrazos cordiales

Comentarios (14)

  • Me encontré por allí esta cita de Simon Sinek que creo calza con el blog de esta semana. Acá se las dejo. Abrazos

    «Los grandes líderes no son los más fuertes, son los que con honestidad reconocen sus debilidades. Los grandes líderes no son los más inteligentes; ellos son los que admiten cuánto no saben. Los grandes líderes no pueden hacer todo; ellos son los que miran a los demás para que le ayuden. Los grandes líderes no se ven a sí mismos como grandes; se ven a sí mismos como humanos».

  • Hola! sin dejar de lado la humildad que considero es muy importante, creo tambien que una cualidad importante en un buen líder es la inteligencia emocional ya que ésta potencia el conocimiento y la experiencia. Un líder debe responder, entender, servir a todo un equipo de trabajo por lo que considero que las emociones mal manejadas pueden traicionar y no permitirnos ser objetivos para tomar decisiones.
    Adisson Navarro dice: Lider no es mandar, es saber servir y dirigir a los demás con propósito y amor.
    Feliz tarde!

  • Me gustó mucho este tema porque hay líderes que no lo aceptan, ven como debilidad que otro líder reconozca sus limitaciones y peor aún, toman decisiones sobre áreas que desconocen.

  • Gracias Eugenia por el comentario. Cuando esto sucede (tomar decisiones con poco criterio) y alguien lo nota, lo mejor es hacerle notar que no hay problema en no saber de algo, lo que si es un problema es no buscar la ayuda para atenderlo y así disminuir los riesgos de una mala decisión. Abrazos

  • Carlos Morales Castro

    Una pregunta y un comentario:
    • ¿Quién es su mentor?
    • Para mí un líder debe ser respetuoso, cooperador, honesto, humilde, responsable, sencillo y tolerante; con estas características puede afrontar situaciones complicadas propias de su cargo y enseñar con estímulos positivos, como lo recomienda Dale Carnegie en su libro “Cómo ganar amigos e influir sobre las personas”

    • Carlos, gracias por el excelente comentario. Características como indicas facilitan alcanzar el propósito de la organización y su gente.

      Mi mentor es el Sr. Reynaldo Naranjo (abuelo materno) que fue un empresario exitoso, que con dones de liderazgo se apoyó en gente muy sencilla para hacer empresa en los primeros 60 años del siglo pasado.

      Abrazos

  • Tomando en cuenta que un líder no necesariamente es el jefe, he encontrado que muchas veces el lograr tener una discusión horizontal y democratizada no solo permite lograr encontrar mejores soluciones, sino que se traslada en una mejor aceptación de la decisión tomada. Si bien la decisión ultimadamente la podría tomar el jefe por cuestiones meramente jerárquicas, el jefe-líder tiene la posibilidad de generar ese espacio para que cuando efectivamente deba tomar una decisión, el equipo de trabajo esté «on-board» con él puesto que como grupo pudieron discutir las opciones que mejor cumplan lo necesario.

    • José, este comentario me recuerda mucho el concepto de líder de 360 grados de John Maxwell, donde independientemente de donde nos encontremos podemos apoyar a lideres o jefes en estados superiores.

      Abrazos y gracias por querer conversar!

  • Yo pienso que la lealtad es una cualidad que no puede faltar en un liderazgo positivo. El líder leal es el que siempre es correcto al actuar, en toda situación y ante cualquiera. A mí me encanta la definición de lealtad: «Cumplimiento de lo que exigen las leyes de la fidelidad y las del honor y hombría de bien».

  • Dice Simon Sinek que la lección más importante que ha aprendido en la vida es que no tiene que conocer todas las respuestas. Y que cuando no las sabe no tiene que fingir que las sabe.

    Siempre ha habido gente dispuesta a ayudarle..solo que no sabían que lo necesitaba…curioso verdad?

  • Otra cita de Simon que puede cerrar este blog que no dudo ha gustado mucho, tanto por los excelentes comentarios y las visitas, no solo directo en esta plataforma como también en RRSS.

    «Ser auténtico es ser imperfecto.

    La autenticidad es acerca de la imperfección. Y la autenticidad es una verdadera cualidad humana. El ser auténtico es estar en paz con nuestras imperfecciones.

    Los grandes líderes no son los más fuertes; ellos son honestos sobre sus debilidades. Los grandes líderes no son los más inteligentes, son los que admiten lo mucho que no saben. Los grandes líderes no pueden hacerlo todo, ellos son los que saben buscar a otros para que les ayuden. Los grandes líderes no se ven a ellos mismos como grandiosos, se ven a si mismos como humanos.

    Los grandes líderes no tratan de ser perfectos, solo tratan de ser ellos mismos….y eso es lo que los hace grandiosos!»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


¿Quiere que le avisemos cuando publico una nueva entrada? Solo debe llenar el formulario adjunto con su nombre y correo electrónico. Le llegará un mail para confirmar su solicitud. Siga las instrucciones y ¡listo! Muchas gracias y un fuerte abrazo.

  • This field is for validation purposes and should be left unchanged.

© Rodolfo Cruz Naranjo 2019