¿Estamos reventados? Señales de agotamiento laboral

Crecimiento Personal

¿Estamos reventados? Señales de agotamiento laboral

FacebooktwitterlinkedinmailFacebooktwitterlinkedinmail

¡Hola!

No sé si han escuchado del Sr. Herberth Freudenberger, gran psicólogo que en 1974 se refirió por primera vez al “síndrome del agotamiento laboral” o como lo conocemos mejor, estar “reventado”.

Este síndrome del agotamiento laboral, es otra pandemia a la que no se le presta la atención debida para prevenirla en las organizaciones. Es uno de los grandes problemas que enfrentan muchos colaboradores en las empresas. La combinación de un ambiente de trabajo mal gestionado, el distanciamiento social, la poca interacción grupal, la falta de abrazos y risas alrededor de un buen café (una de las cosas que más extraño), es fatal.

Cómo identificar el síndrome de agotamiento laboral

La Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoció el “burnout” como una enfermedad asociada al agotamiento mental, emocional y físico causado por el trabajo, luego de décadas de estudio. Si bien no lo define como una “condición médica”, lo califica como un “síndrome derivado del estrés crónico en el lugar de trabajo que no ha sido gestionado con éxito”.

Para identificar si tenemos el síndrome de agotamiento laboral,  según la OMS hay tres síntomas:

  1. Sentido de agotamiento o debilidad
  2. Aumento en el aislamiento del trabajo, cinismo o sentimientos negativos relativos al trabajo
  3. Baja en la efectividad profesional

La OMS dice que “burnout” se refiere en específico a los fenómenos en el contexto laboral y no se le debe aplicar para describir otras experiencias de la vida. Sin embargo yo discrepo con esta afirmación porque sabemos que como seres integrales que somos, los problemas del ámbito laboral afectan otras facetas de nuestra existencia, principalmente el emocional y familiar.

El síndrome de agotamiento laboral se deriva de lo indicado por la misma OMS en el sentido de que es resultado de una mala gestión administrativa ¿Será acaso falta de liderazgo? (¿en qué nivel te encuentras?)  Además, es un problema frecuente en cualquier nivel de la organización.

Solo en los Estados Unidos se generan gastos anuales promedio (en los últimos 5 años) de más de 100 billones de dólares en temas médicos; más de una tercera parte del personal reporta estar “reventado” al menos una vez al año y un 25% casi siempre o siempre. Acá en Costa Rica sobran ejemplos de largas incapacidades en el sector público y privado.

El agotamiento laboral sin duda es un problema de salud mental que afecta a muchas personas, pero que no suele tomarse en serio hasta que las personas están exhaustas emocionalmente, totalmente drenadas y sin nada más para entregar al trabajo, con problemas serios de salud, depresión, sistema inmune afectado, pérdida de memoria, imposibilidad de dormir bien y muchos otros síntomas.

Y luego se preguntan porqué el 85% de los colaboradores no están comprometidos con el trabajo (según la encuesta de Gallup sobre “El Estado Mundial del Trabajo”). Es probable que estos trabajadores se sientan poco valorados y muy explotados, atrapados en un sistema que los quema sin generar impacto y por ende ineficaz.

El burnout se puede originar por:

  1. Sentimiento (fundado o no) de inseguridad en el trabajo
  2. Presión permanente de las tecnologías digitales que generan gran ansiedad
  3. Desconexión con otras personas, ausencia de un verdadero sentido de pertenencia (súmele el distanciamiento social y ya un año de pandemia que continuará)

Como evitar el agotamiento laboral

Si se siente identificado con lo anterior o reconoce los síntomas, es tiempo de tomar cartas en el asunto para a evitar que la situación empeore:

1. Establezca límites y revise sus prioridades

Una de las principales causas del burnout es el hecho de no ponernos a nosotros mismos antes que el trabajo. Y es que al darle al mundo laboral y a sus responsabilidades un papel protagónico en nuestras vidas, lo que terminamos haciendo es ignorar nuestros horarios, nuestro tiempo libre y espacio de desconexión. Por lo tanto es normal que al no tener este tipo de escape o de espacio para liberarnos, terminamos metidos hasta el cuello en el tema laboral y éste nos atrapa, nos satura, estresa y preocupa más de la cuenta, alejándonos de lo realmente importante.

2. Comunicación asertiva

Otra razón bastante común para el síndrome de estar quemado por el trabajo, es guardarse todo lo que nos molesta en el día a día en el trabajo y nos vamos recargando emocionalmente. Para evitar el síndrome de agotamiento laboral, uno de los primeros pasos es adoptar una comunicación asertiva a través de la cual podamos manifestar lo que nos molesta, preocupa o incomoda de forma abierta y simple. Esto ayudará a combatir cualquier sentimiento negativo en el trabajo y poco a poco nos devolverá la motivación que dábamos por perdida.

3. Replantear objetivos

A veces, estar quemado se deriva totalmente de un tema de objetivos. Y es que si no los revisamos constantemente, no los adaptamos a los cambios de la vida y no nos imponemos nuevos objetivos, lo más posible es que nos sintamos estancados. Hay que plantearse nuevas metas, debemos animarnos a probar nuevos retos y correr nuevos riesgos. Este nuevo “mind set” ¡ayuda de verdad!

4. Ajustar expectativas

Igual que los objetivos, las expectativas son un gran causante del síndrome de burnout. Y es que atribuirle el éxito a ciertos logros o hechos hará que, al no conseguirlos o al menos no en el tiempo planificado, avivamos nuestra frustración. Debemos ser conscientes de esto, procurar ser realistas y flexibles cuando nos ponemos expectativas. Hay que aceptar la cruda realidad y procurar ser objetivo y sincero con nosotros mismos cuando definimos hasta dónde queremos llegar.

5. Realizar actividades que apasionen

Buscar hacer algo diferente fuera del trabajo que apasione es vital, cualquier cosa que ello sea (ir al gym, clases de baile, de cocina, barismo, leer, etc). Lo importante es que sea algo que nos distraiga, ayude a re encontrar  paz y nos desconecte de los sentimientos negativos que podamos tener en nuestra mente al “estar siempre en el trabajo”.

Esa pasión hará que la ilusión vuelva, la motivación arranque de nuevo y que estemos más relajados y tranquilos.

6. Aprender a decir que no

Este consejo siempre es importante, pero en el tema del agotamiento laboral lo es aún más. Asegurarse de no hacer nada que no queramos o podamos hacer es uno de los primeros pasos para alejar la fatiga, el cansancio y el sentimiento de estar saturado en el trabajo. Hay que perder el miedo a decir que no, cuando así se requiera. Hay que convertirlo en un hábito para mantener nuestro bienestar y equilibrio emocional.

Y ahora sí… manos a la obra, más aún en estos tiempos donde el teletrabajo ha mostrado que no es la panacea si no está bien estructurado.

Abrazo fuerte,

Rodolfo

Comments (4)

  • Buenas tardes!! soy Rosario de Neuquén.. gracias por el artículo.. tal cual como se describe..empecé el año pasado a tener los síntomas..más que nada de agotamiento constante, sin ganas a ver todo lo negativo que pudiera ver, seguro que quedaba grabado en mi mente..hasta tener que tomar una licencia.. pero tengo ganas de hacer muchas otras actividades de cualquier cosa que sea presencial y de grupo..ya que mi agotamiento tuvo que ver con el aislamiento y la tecnología del trabajo. .muchas gracias

    • Rosario,

      Primero que todo gracias por leer mi post y comentarlo. Lo recibo con agrado. Como bien lo dice hay que hacer actividades (que no nos ponga en riesgo mayor con el COVID) que nos permita cuidar nuestro cuerpo e interactuar con las personas cercanas. Hay que hacer un esfuerzo disciplinado para no sentirse agobiado. Por ejemplo la tecnología mal utilizada es un mal compañero, las redes sociales nos brindan shots de dopamina que nos hacen sentir bien por un rato, pero luego se vuelven adictivos. Yo en lo personal leo y antes de mandar un mensaje de texto prefiero llamar y escuchar la voz amiga. Pa lante, un día a la vez. No ha sido fácil para todos….. Saludos a la distancia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



¿Quiere que le avisemos cuando publico una nueva entrada? Solo debe llenar el formulario adjunto con su nombre y correo electrónico. Le llegará un mail para confirmar su solicitud. Siga las instrucciones y ¡listo! Muchas gracias y un fuerte abrazo.

  • This field is for validation purposes and should be left unchanged.

© Rodolfo Cruz Naranjo 2020