¿Qué tiene que ver la biología con el liderazgo?

Liderazgo

¿Qué tiene que ver la biología con el liderazgo?

FacebooktwitterlinkedinmailFacebooktwitterlinkedinmail

¡Hola!

Comprender su cerebro, activar las neuronas, seguir su intuición y sonreír mucho son aspectos claves del liderazgo, que le permitirán conectar con la gente y hacerles sentir bien. Así como lo lee: hoy vamos a analizar el liderazgo con una buena dosis de biología. 🙂

La Inteligencia Emocional (IE) es responsable del desarrollo de habilidades del liderazgo como la empatía y el autoconocimiento. Sin embargo, la neurociencia social aporta grandes descubrimientos sobre lo que ocurre en el cerebro mientras las personas interactúan. Siga leyendo y le cuento más.

Un coeficiente intelectual alto no es suficiente

Howard Gardner (Estados Unidos, 1943) es un psicólogo, investigador y profesor de la Universidad de Harvard conocido por sus estudios sobre las capacidades cognitivas y por formular la teoría de las inteligencias múltiples, plasmada en su libro «Inteligencias Múltiples: La teoría en la práctica» (1983).

Gardner desarrolla la idea de que el coeficiente intelectual no explica completamente la capacidad cognitiva, ya que no toma en cuenta la inteligencia intrapersonal y la interpersonal. Ambas son las bases de la Inteligencia Emocional (IE).

La inteligencia intrapersonal es la capacidad de comprenderse a uno mismo, interpretar los sentimientos, temores y motivaciones propios.

La inteligencia interpersonal es la aptitud de comprender a las otras personas, sus intenciones, motivaciones, estados de ánimo y deseos.

A partir de 1995, el consultor norteamericano Daniel Goleman se convierte en el autor más asociado al término, luego de escribir el libro «Inteligencia Emocional». Lo recomiendo para aprender más sobre el cerebro, las emociones y cómo afectan en diferentes ámbitos, entre ellos las relaciones en el trabajo. Puede encontrar el Texto y leer luego, en este enlace.

Los seguidores copian a sus líderes

El campo de estudio se amplía a la Inteligencia Social y la Biología del Liderazgo; se descubre que ciertos comportamientos que muestran los líderes afectan la química de su propio cerebro y la de sus seguidores. Para decirlo de forma sencilla, ese «algo» que tienen algunas personas es un poderoso sistema de interconexión cerebral.

Se dice que los seguidores son un reflejo de sus líderes. Esto tiene que ver con el descubrimiento de las neuronas espejo. Cuando consciente o inconscientemente detectamos las emociones de las otras personas a través de sus acciones, este tipo de neuronas se activan para comprender y reproducir esas emociones.

Colectivamente las neuronas espejo crean una sensación instantánea de experiencia compartida, por eso se dice que son la base de la creación de cultura. Un ejemplo se da en los actos de graduación, cuando los hijos reciben su diploma y sus padres experimentan la misma emoción y satisfacción.

Las neuronas espejo tienen una importancia particular en las empresas, puesto que las emociones y acciones de los líderes empujan a los seguidores a imitarles. Activar el circuito neuronal en el cerebro de nuestra gente puede tener efectos muy poderosos, más aún si se trabajan en el sentido apropiado.

Sonreír ayuda al líder para que su gente asimile información de manera más efectiva y actúe con mayor agilidad. Click To Tweet

Se sabe que líderes de alto rendimiento causan tres veces más risas de sus subordinados que aquellos líderes de menor rendimiento. Mantener un buen estado de ánimo ayuda a la gente a asimilar información de manera efectiva y a responder de manera ágil y creativa. Como lo habíamos conversado antes, tener a nuestra gente feliz es el secreto de la ejecución extraordinaria.

Los líderes deben ser congruentes entre lo que hacen, lo que dicen y cómo lo dicen. El cerebro es muy hábil detectando las mentiras. ¿No le ha pasado que le dicen algo bonito pero usted se queda con un sinsabor a pesar de la adulación? Es porque su cerebro reconoce las señales emocionales negativas no verbales y sabe que eso que le dicen no es realmente cierto.

Siga sus instintos, la intuición sí existe

Tenemos neuronas fusio formales que producen la intuición. Son más grandes que otras células cerebrales, facilitan la conexión con otras y pueden transmitir pensamientos y sentimientos más rápidamente.

Biológicamente la intuición sí existe. Los líderes no deben tener miedo de actuar de acuerdo a su «feeling» y mejor aún si se sintonizan con los estados de ánimo de otras personas. Esta sintonía es literalmente física. Los seguidores de un buen líder se sienten a gusto con él y tienen buenas relaciones…¡por eso le siguen!

Use la biología a su favor

Entendamos mejor el funcionamiento del cerebro para liderar con efectividad y desarrollar un interés genuino en nuestra gente. Esto nos permitirá fomentar sentimientos y conectar con las emociones de las personas que nos brindan su apoyo.

Saquemos lo mejor de nuestra gente activando las neuronas espejo y otros circuitos sociales para vivir y relacionarnos mejor. Podemos ser exigentes, siempre y cuando provoquemos un estado de ánimo positivo en nuestro equipo de trabajo.

Sonría. Las sonrisas no son pequeños gestos, por el contrario son un asunto serio.

Abrazo afectuoso, con una sonrisa enorme.

Comentarios (4)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


¿Quiere que le avisemos cuando publico una nueva entrada? Solo debe llenar el formulario adjunto con su nombre y correo electrónico. Le llegará un mail para confirmar su solicitud. Siga las instrucciones y ¡listo! Muchas gracias y un fuerte abrazo.

  • This field is for validation purposes and should be left unchanged.

© Rodolfo Cruz Naranjo 2019