El Principito: 5 lecciones sobre crecimiento personal

Crecimiento Personal

El Principito: 5 lecciones sobre crecimiento personal

FacebooktwitterlinkedinmailFacebooktwitterlinkedinmail

¿Que tal?

El año de 1943 es muy significativo en mi vida. Nace mi madre (QdDg) y es el año en el que se publica por primera vez su obra literaria preferida, «El Principito» de Antoine de Saint-Exupéry, aviador y escritor francés (1900-1944), del que he decidido extraer 5 lecciones sobre crecimiento personal que veremos más adelante. 

Fue incluido dentro de los mejores libros del Siglo XX en Francia, con más de 150 millones de ejemplares vendidos, es sin duda una gran obra cuyos mensajes nos hace recordar lo obtusos que nos vamos volviendo conforme pasan los años.

No dejemos que crecer signifique olvidar el ser niños

Al crecer, de manera extraña vemos e interpretamos las cosas y se nos olvida donde se encuentra lo importante. Es un poco loco, porque con las experiencias y vivencias que los años otorgan, nos alejamos de la felicidad que radica en lo sencillo, por ejemplo aquello con lo que disfrutan los niños.

Hace ya casi 20 años le compré un carro eléctrico de montar a mi hijo y disfrutó sobremanera varias semanas con la caja en la que venía. Moraleja, mejor regalar una caja que un auto eléctrico de montar para pasársela bien.

No deseo hacer un resumen del libro, pueden buscar muchos en la red y, tratándose de un ejemplar corto, sé que disfrutarían la lectura, sin duda les recomiendo hacerla con una cerveza o un buen vino a la mano. Me gustaría entonces compartir 5 lecciones sobre crecimiento personal que nos enseña el libro y listo… espero les reten para pensar diferente y así podamos luego conversar.

El Principito y sus 5 enseñanzas sobre crecimiento personal

  1. Las apariencias engañan. «Solo se ve con el corazón, lo esencial es invisible a los ojos». La fama, el dinero, la buena vida que vemos en tantos lugares NO deben ser nuestra guía y nuestro destino. Como nos recuerda Mark Manson en su obra «Everything is Fuck» el destino es el fin (la muerte), punto. Por ello el trayecto debe ser lo importante. Siendo así entonces dejémonos de mates y conectemos con la esencia. Que la vida que va de 0 a 100 en menos de seis segundos no nos deje tan exhaustos como para disfrutar.
  2. No hay que pedirle peras al olmo. «Es necesario pedir a cada uno lo que cada uno puede dar». Una de las circunstancias que más nos hace sufrir en la vida es el desaliento que sentimos cuando los demás no cumplen con nuestras expectativas. Que brutos ¿no? No se puede pedir a los demás lo que no nos pueden dar. Si realizamos esto nuestras relaciones de seguro van a mejorar.
  3. Critícate a tí mismo antes de salir al mundo a hacerlo. «Es mucho más difícil juzgarse a sí mismo que juzgar a los demás. Si logras juzgarte bien a ti mismo eres un verdadero sabio». El gran liderazgo empieza con un verdadero auto conocimiento, pero les aseguro que por alguna extraña razón son pocos los que dedicamos tiempo a ello. Nosotros somos los más grandes desconocidos para nosotros mismos. Si tienes éxito exterior, pero no tienes éxito interior nunca vas a estar satisfecho, seamos personas con significado.
  4. Entrega lo más valioso a los más valiosos. «Si vienes a las 4 de la tarde comenzaré a ser feliz desde las tres». Siempre en el aula, espacio que me hace feliz al poder compartir experiencias y contar historias con grandes profesionales, les recuerdo a mis estudiantes que lo único que realmente nos pertenece es nuestro tiempo, por lo que el mejor regalo que podemos hacer a alguien es darles éste. Y quienes lo van a recibir con aprecio son las personas más cercanas, es decir, la familia y unos cuantos amigos.
  5. Abre los ojos! «Conozco un planeta en el que vive un señor muy colorado. Nunca ha olido una flor. Nunca ha contemplado una estrella. Nunca ha amado a nadie. Nunca ha hecho otra cosa que sumas». El deseo de tener más nos aleja del disfrute de las pequeñas cosas, de los detalles y con seguridad nos hace olvidar de los grandes logros que hemos alcanzado. Deja de pensar hacia adelante. Disfruta el presente que es lo único que tienes y, ten en el top of mind que tu tiempo es limitado. No lo desaproveches en estupideces.

Podría continuar, pero estas lecciones son más que suficientes. Meditar al atardecer, mirando las estrellas y acariciando a tu perro es un remedio infalible para la vida. ¿Lo haces?

Abrazo grande de alguien que le agradece que me lean!

Rodolfo Cruz Naranjo

Comentarios (21)

    • Doña Ligia,

      Primero que todo un abrazo fuerte. Gracias por leer el blog. El Principito parece dirigido a niños, pero con mensajes para todos aquellos adultos que hemos dejado de ver con el corazón lo importante. Debemos hacernos el hábito de bajar la velocidad y disfrutar lo esencial…

  • Buenísimo! Mil gracias! Leí el libro muchísimas veces, pero ya hace varios años que no lo vuelvo a leer. En esta etapa de la vida comprendo mejor el valor del tiempo ¨fue el tiempo que pasaste con tu rosa que la hizo tan importante¨,

  • Profe, excelente para reflexionar, El
    Principito es mi libro favorito desde la infancia. Simplemente deja enseñanzas profundas que deberíamos aplicar en todos los aspectos de la vida!

    • Johanna, primero que todo saludo afectuoso. En cada una de sus páginas encontramos mensajes. Algunos han sido más populares que otros pero que hay uno en cada página es verdad. Cual es el que más te gusta??? Es una locura odiar a todas las rosas porque una te pinchó. Renunciar a todos tus sueños porque uno no se cumplió….

    • Juan Carlos,

      Que bien que ha llegado en el momento indicado. Pa lante con entusiasmo. Cualquier cosa que sea se que tu capacidad es superior al asunto. No siempre se gana pero siempre se aprende.

      Abrazo afectuoso y agradezco que leas el blog. Me hace sentir super el saber que personas como vos se toman el tiempo. GRACIAS otra vez.

      Rodolfo

  • Jonathan Araya Solorzano

    Una lista bastante sabia de consejos Profe. Es increíble como día con día, el regalo más grande que nos da la vida (la salud y el tiempo) lo ponemos en tantas cosas que no nos hacen mejores internamente. Una semana más en la que sus palabras me llenan el pecho de emoción por vivir un mejor propósito día con día. Un gran abrazo!

    • Don Luis, gracias por su comentario que me llena mucho y se le agradece. Estoy seguro que doña Flora se habría sentido muy bien de saber que una gran persona como usted aprecia lo que escribo! Tenemos que tomarnos un café y conversar. Hacerlo con usted siempre es un disfrute donde se aprende mucho.

      Abrazooote

  • Excelente resumen de la vivencia que resulta esta lectura, apreciado Rodolfo. Vale la pena releer ese libro para ratificar uno a uno los 5 puntos que comentas. Volvamos a ser niños y con eso no dejaremos la alegría!! Abrazo.

    • Ruben,

      Sin lugar a dudas muchos de los mensajes que se extraen de la lectura de El Principito te aplican. Tus alumnos hablan super bien de tu trabajo, por ello empiezan a ser felices desde las 3 cuando saben que llegas a las 4!

      Abrazo

Agregar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


¿Quiere que le avisemos cuando publico una nueva entrada? Solo debe llenar el formulario adjunto con su nombre y correo electrónico. Le llegará un mail para confirmar su solicitud. Siga las instrucciones y ¡listo! Muchas gracias y un fuerte abrazo.

  • This field is for validation purposes and should be left unchanged.

© Rodolfo Cruz Naranjo 2020